Mataron a un matrimonio de policías para robarle el auto

Los sorprendieron en la puerta de su casa de Laferrere, donde vivían con su hijo de 4 años. Por el hecho hay un joven detenido.

Un hombre y su mujer, ambos policías, fueron asesinados por al menos tres delincuentes que les robaron el auto cuando llegaban a su casa de esa localidad bonaerense del partido de La Matanza.

Por el hecho detuvieron a un joven de 19 años que era investigado por el asesinato de un sargento de la Policía Federal cometido el 9 de agosto pasado en la vecina localidad de Isidro Casanova, y la principal hipótesis ahora apunta a que en ambos casos actuó la misma banda. Según las fuentes, el doble crimen ocurrió cerca de las 21.30 de anoche, cuando el oficial ayudante de la policía bonaerense Sergio Fernández (29) y su mujer, la sargento Betiana Bringa (30), acababan de arribar a su casa ubicada en el cruce de Silvino Olivieri y Olegario Víctor Andrade, de Laferrere, a bordo de su Peugeot 206. Ambos policías, vestidos de civil, regresaban de prestar servicio en el Comando de Prevención Comunitaria (CPC) Sur de La Matanza y tenían un hijo en común de 4 años. Cuando Fernández guardaba el auto en el garaje, y mientras su mujer entraba a la vivienda, se aproximaron al menos tres ladrones con intenciones de robarle el auto. Lucas, cuñado de la pareja, contó esta tarde a la prensa que él estaba dentro de la casa de las víctimas junto a su mujer, también Policía, cuando Bringa entró y alertó que estaban asaltando a Fernández. Según los voceros, el efectivo se identificó como policía y extrajo su arma reglamentaria, por lo que se inició un tiroteo durante el cual recibió disparos en el tórax, abdomen y antebrazo derecho. “Beti agarró el arma y bajó corriendo con mi mujer, que estaba uniformada, y cuando apenas abrió la puerta y salió, le pegaron un tiro”, relató el testigo. Las fuentes precisaron que la mujer policía recibió un balazo en el abdomen, con orificio de entrada y salida. “Cuando yo salgo estaban estos individuos (por los delincuentes) corriendo, con mi cuñado ensangrentado en el piso y seguían tirando y riéndose, burlándonos, y Beti tirada contra la pared”, relató Lucas. Con la pareja de policías heridos en el suelo, los ladrones subieron a su vehículo y se alejaron del lugar a toda velocidad, sin sustraer ningún otro elemento, dijeron los informantes. Momentos más tarde llegaron al lugar efectivos de la comisaría 3ra. de Rafael Castillo, quienes al ver lo apremiante del estado de sus colegas prefirieron no esperar la ambulancia, los cargaron en el patrullero y los trasladaron hasta el sanatorio Figueroa Paredes, en Isidro Casanova. Allí fueron llevados con rapidez al quirófano, aunque por la gravedad de sus heridas finalmente fallecieron: Bringa alrededor de las 2 y Fernández a las 4.30. En tanto, efectivos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) que colaboraban en el rastrillaje en busca de los delincuentes, ubicaron el auto robado en la esquina de Gaboto y Pekín, en el barrio San Alberto de Isidro Casanova, y en inmediaciones de un asentamiento conocido como Villa San Petersburgo. Al notar la presencia de las autoridades, los sospechosos bajaron del vehículo y comenzaron a correr para internarse en los pasillos de la villa, aunque los gendarmes consiguieron atrapar a uno de ellos. Se trata de un joven identificado por la Policía y la Justicia como Ezequiel Yoel “Tate” Miranda (19), quien era investigado por el homicidio del sargento de la PFA Luis Rodríguez (39) aunque no estaba formalmente imputado del hecho. Fuentes judiciales confirmaron a Télam que Miranda se negó esta tarde a declarar al ser indagado por el fiscal de Homicidios de La Matanza, Jorge Yametti, quien le imputó el doble “homicidio calificado criminis causa” de Fernández y Bringa. Tras la indagatoria, el joven quedó formalmente detenido a disposición del Juzgado de Garantías 1 del mismo departamento judicial, al tiempo que el fiscal Yametti, quien también investiga el crimen del sargento Rodríguez, continúa reuniendo elementos para determinar si lo acusa de ese hecho también, agregaron los voceros. De acuerdo a los informantes, el crimen de Rodríguez se produjo alrededor de la 1.30 del pasado 9 de agosto, cuando estaba en su auto con su novia en La Haya al 3200, de Isidro Casanova, y fue baleado por tres ladrones que los abordaron con intenciones de robo. En tanto, personal de la Policía Científica ya realizó peritajes sobre el 206 de las víctimas y halló un orificio de afuera hacia adentro y un plomo calibre 9 milímetros, probablemente disparado por alguno de los dos efectivos asesinados, y levantó nueve impresiones de huellas dactilares que podrían ser útiles para identificar a los prófugos, que se sospecha son menores de edad. Además, no encontraron rastros de sangre, por lo que creían hoy que ninguno de los asesinos resultó herido en el tiroteo. Con el homicidio de Bringa y Fernández ya son diez los efectivos de la Policía Bonaerense asesinados en lo que va del año en el área metropolitana.

   

La Opinión de Batan no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. La Opinión de Batan se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.

Diario la opinion de batan

2014 La Opinión de Batan todos los derechos reservados