2014 La Opinión de Batan todos los derechos reservados

Diario la opinion de batan

O´Higgins tuvo su tan soñado debut

Hay  quienes  dicen  que los sueños  están  para  cumplirse , y  se  puede  decir  , que O´Higgins pudo cumplir el suyo. Es que después de mucho esfuerzo, después de años de ilusión y una pretemporada de más de tres meses, el conjunto “verde-amarillo” se presentó en cancha de Chapadmalal para recibir a Santos de Miramar.

 

Por un momento, se puso en duda el inicio del partido y por ende, la gente comenzó a impacientarse viendo como se tendría que pasar el debut para la próxima semana.

La dirigencia dueña de casa (Club Chapadmalal), dio la orden de no dejar jugar el partido para preservar el estado del campo de juego, dejando de lado el contrato y la ilusión del conjunto batánense. Pero luego de varios minutos, se llegó a un acuerdo y la cita se demoró solo media hora más. Llegaron los cancheros, se marcaron las líneas sobre el verde césped y quedó todo listo para la función.

Pasadas las 14, el Club fundado por la familia Jara salió a la cancha con su 4ta división, que fue recibida por un buen marco de público que viajó hasta “Chapa” con bengalas, pirotecnia, banderas y bombos.

El árbitro dio el pitazo inicial, y el sueño de varias generaciones de batanenses se puso en marcha.

El partido dio poco en su primer tiempo. Se jugaron dos etapas de 25 minutos para llegar bien con el horario designado para la 1era división.

O´Higgins se puso en ventaja a los 6´ del complemento con un lindo gol marcado por Sebastián Ávila. De ahí en mas, fue todo para el local que amplio la ventaja sobre el final del encuentro con gol de su número cinco Daniel Corbalán, que de esta manera coronó una gran actuación. Dos a cero, fin del juego y fiesta en chapadmalal.

Con la victoria de la 4ta, quedaba todo listo y servido para el gran debut de la 1era División.

Salió el equipo a la cancha, se encendieron más bengalas, más pirotecnia y una marea de papelitos.

O´Higgins vivía su tarde soñada y no faltó ningún detalle como para convertirla en realidad.

El primer tiempo mostró poco, solo una llegada clara y una curiosidad. Ambos equipos vestían ropa similares y por ende, el local tuvo que darse vuelta las remeras para diferenciarse dentro de la cancha. La llegada fue de la visita, la pelota cayó en los pies de Daniel Lao, que tenía el arco a su merced para definir y convertir, pero una reacción estupenda de Cristian Jara le ahogó el grito de gol. El 1 local salvó la pelota sobre la línea y fue una de las grandes figuras del encuentro.

Sobre la segunda etapa, el equipo representativo de Batán salió decidido a atacar y encontró a un José Villalba en su máxima expresión. El “zurdo”, ensayó una jugada maradoniana dejando a los rivales desparramados sobre el campo de juego, como si fueran conos de entrenamiento, gambeteó al arquero y definió a media altura para evitar cualquier intento defensivo de sacar la pelota. Un verdadero golazo.

De ahí en mas, Santos buscó el empate por todos los medios pero nada pudo hacer ante una defensa sólida y un Jara encendido en el arco.

Luego de 4 minutos de tiempo recuperado, llegó el final del encuentro. Fue 1 a 0, fiesta y alegría tanto dentro como fuera de la cancha.

De esta manera, culminó la 1era fecha del torneo oficial del partido de General Alvarado y lo hizo con victorias en sus dos divisiones.

O´Higgins ya no es mas un simple equipo de barrio. O´Higgins comenzó a marcar su propio camino y lo seguirá haciendo cada domingo que le toque representar a la Ciudad de Batán en la Liga de Miramar.  

Please reload

   

La Opinión de Batan no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. La Opinión de Batan se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.