La anciana de 91 años que caminó de Tucumán a Luján se reunió con Francisco

Emma Morisini fue recibida por el máximo pontífice en el Vaticano. La bendijo y le recomendó que no deje de rezar y pedir por los jóvenes, las familias y los enfermos.

La peregrina de 91 años, Emma Morisini, que unió a pie en una caminata Tucumán con el santuario nacional de Luján en marzo de este año fue recibida por el papa Francisco en una audiencia general. "Hace muchos años que estoy caminando hacia los santuarios de todo el mundo siempre con la intención de orar por los jóvenes, las familias y el papa Francisco", confirmó la mujer que es de nacionalidad italiana. Vestida con el mismo chaleco con el que recorrió los más de 1.200 kilómetros desde Tucumán hasta la basílica de Luján, se fundió con Francisco en un cálido abrazo, en el Vaticano. "Yo camino sola, rezando, con un carrito donde guardo el pan y el agua. Pero en el camino me encuentro con tantas personas maravillosas que optan por caminar un tramo de la ruta conmigo", le contó al Sumo Pontífice. El Papa la bendijo y le recomendó: "no deje de rezar y pedir por los jóvenes, las familias y los enfermos".

   

La Opinión de Batan no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. La Opinión de Batan se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina e incluso de inhabilitar dicha herramienta de expresión en algunas publicaciones. La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores.

Diario la opinion de batan

2014 La Opinión de Batan todos los derechos reservados